Son aquéllos que no toleran la diferencia.

Son aquéllos que se quedan sólo con la superficie ajena, convirtiéndola en su única verdad.
Son aquéllos que se burlan de los defectos o carencias del prójimo.

Son aquéllos que carecen de sensibilidad ante el dolor o el sufrimiento, que no se emocionan, que nunca lloran.

Son quienes se ríen de los demás, y no con ellos.

Son quienes se creen superiores por ser más pudientes, listos o atractivos, sin mirar mucho más allá de su ombligo.

Son quienes envidian de forma insana a los demás porque no son capaces de encontrarse a sí mismos.

¿Quién es más discapacitado…
aquél que tiene defectos?
¿O quien no los reconoce, quien no ve belleza más allá de los defectos ajenos?

Ellas y ellos nos necesitan.

Averigüemos cuán capaces somos.

Dedicado a las personas con síndrome de Down.

Con mucho cariño.

sindrome_down (copia)

Anuncios