Soñé que al oler tu perfume

el dolor los peces del mar se llevaban,

que tu cielo mis dedos rozaban

pero el sueño murió en aquel lunes.

Anuncios